Search
  • Ana Ley Espino

¡Como de película!

Contenido: El arte de contar historias (“Story Telling”)

Porque ni los chistes, ni los cuentos, ni las películas, ni los comerciales, ni las historias corporativas ¡se cuentan solas!




El domingo pasado, disfrutamos de la entrega de los Óscares 2020, Janelle Monáe comenzó con un popurrí como Mister Rogers, cantando la canción como el presentador. Después de decir “Hola, vecinos” prosiguió con una declaración inicial que decía: “esta noche celebramos el arte de contar historias”


El arte de contar historias ya no es exclusivo de la industria del entretenimiento, éste se ha expandido mucho más allá de las salas de cine y la TV. Los seres humanos somos amantes de las historias, por lo que no nos debería sorprender que la narración sea una palabra tan importante en el Marketing actual. Contar historias es una experiencia humana fundamental que une a las personas e impulsa conexiones más fuertes e importantes. A las marcas, les permite, desarrollar una conexión más profunda con sus clientes potenciales y actuales.




Una historia corporativa memorable puede ser una herramienta poderosa para involucrar a tu audiencia, pero una historia mal contada puede ser tan grave como una película mal realizada.


Un buen contenido a través de la narración es la clave para el Marketing de tu empresa. Independientemente de la plataforma, las viejas reglas de la buena narración siguen siendo las mismas para hacer llegar tu mensaje. Estos tres puntos te ayudarán a crear historias que conquistarán a tu audiencia:


1. Tu marca no debe ser el héroe de tu historia.

Parece lógico que tu negocio sea el protagonista de tu contenido, pero tu marca no es el héroe. La narración de historias no se trata realmente de ti, se trata de lo que ayudas a tu audiencia a lograr. Las películas más exitosas son aquellas que permiten a la audiencia relacionarse con el héroe, incluso sentir que él es el héroe. ¡Haz de tu audiencia el héroe de tu historia!




2. La historia que cuentes debe ser auténtica.

Las historias transmiten conocimiento y significado. Las historias que más nos conmueven son auténticas y creíbles. Las tramas pueden ser recurrentes, pero cada uno tiene diferentes formas de contar la historia, acentuamos diferentes aspectos y recurrimos a anécdotas personales. Tu marca tiene una personalidad propia que lo distingue de la competencia, ¡imprime tu estilo!



3. Mantén tu historia simple.

Una narrativa corporativa debe ser corta, simple y memorable, piensa en tu narrativa corporativa como una trama de modo que, como todas las mejores historias, pueda ser recordada y contar fácilmente en los próximos años.




Muchas marcas usan las redes sociales para hablar con los consumidores de la misma manera que hablan con los consumidores en todas partes. Discuten sobre sus beneficios, productos y servicios. Sin embargo, Las marcas deberían pensar menos en las transacciones y más en las relaciones. La narración de historias no es solo un enfoque creativo del marketing, esta ofrece a tus consumidores una perspectiva totalmente diferente de tu marca.

6 views

© 2019 by Lumen Marketing & Media Inc. for Lumen M&M. All Rights reserved.

Toronto, Ontario, Canada

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon